Restaurante

Posted in Banquetes, Restaurante, on 9 marzo 2016, 0 Comments

Se acerca con alegría el período ideal, tanto para pequeños como para grandes, en el que celebrar ese momento de la vida de todo cristiano que se precie: la primera comunión. Un acto de fe católica en la vida del incipiente creyente en Jesucristo (nuestro hijo), quien oficialmente participa por primera vez del sacramento de la Eucaristía y participa en los futuros compromisos como fiel comulgante.

Con la entrada de marzo y la primavera asomando en el calendario, muchas son las familias que empiezan a tomar nota y dejar alistados todos los preparativos de las comuniones de sus retoños, para que éstas se conviertan en ese día tan especial que es para unos y otros. Efectos personales como el vestido que lucirá nuestro hijo, o hija, pero especialmente, “pequeñas grandes” cosas que rompen nuestra rutina a la hora de organizar la comunión que siempre hemos querido que disfruten nuestros pequeños: los recordatorios para los invitados, organizar la celebración y escoger restaurante, los entretenimientos y juegos que realizaremos en éste, los regalos para el crío, el álbum de fotografías… Todo ello son detalles que debemos tener presentes y que, bajo ningún concepto, han de provocar situaciones y momentos tensos o de estrés. Jamás debemos sucumbir ante ellos y, por este motivo, desde Can Mauri, restaurante especializado en la celebración de comuniones, os ofrecemos el asesoramiento y toda la ayuda que necesitéis para organizar la comunión de vuestros pequeños, con las ventajas que os ofrecen nuestros amplios salones, ideales para albergar familias y, sobre todo, niños que no pararán de ir de aquí para allá, y una amplia variedad de menús adecuados para este tipo de festejo.

canmauri-principales-milhojasdemagretdepato

En nuestro restaurante para comuniones, Can Mauri, tanto vuestros hijos como vosotros, disfrutaréis de unas instalaciones debidamente apropiadas, en las que congregar amigos y familiares, donde contamos con una espaciosa área verde de jardín, por si los más pequeños necesitan salir a correr y hacer eso que sólo ellos saben hacer perfectamente: ensuciarse, en plena vegetación silvestre. Conscientes de todo el ajetreo que conlleva organizar la comunión perfecta, en nuestro restaurante para comuniones, os brindamos el servicio atento y merecido que necesitáis ese día, más cuando los niños pueden llegar a comprometernos en más de una situación. Como expertos en el tema, tenemos multiplicidad de opciones que barajar, pero si ninguna de ellas termina de gustaros, sin lugar a dudas, aceptamos vuestras sugerencias y opiniones al respeto para seguir ampliando nuestra experiencia y ganar en calidad de restaurante de comuniones. La satisfacción del cliente, y en este caso, de vuestros hijos, es la mejor recompensa que podemos llevarnos tras un día muy especial. Los menús, tanto para adultos como para los más pequeños, adaptados a sus gustos y preferencias; la gestión de los juegos y entretenimientos que queráis organizar en la sala, la tarta que coronará el fin de la jornada, cualquier detalle en la decoración del espacio… No hay nada que escape a nuestro entendimiento y que no podamos hacer desde nuestro restaurante de comuniones, Can Mauri, para garantizaros la mejor celebración que jamás hayáis imaginado para vuestros niños.

Si todavía no tenéis claro donde celebrar la comunión de vuestro hijo, antes no sea demasiado tarde para organizar todos los preparativos, confiad en Can Mauri, especialistas y restaurante de referencia en comuniones. Os daremos consejo y os facilitaremos cualquier trámite, así como daremos lo mejor de nosotros mismos en ese gran día para que nunca lo olvidéis y vuestros hijos, también, puedan recordar para siempre la celebración de su primera comunión.

Leer más...